Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia

Jueves Santo | 11:45 h.

El Indulto

Recorrido
Compañía, Pza. Isabel la Católica, Gil de Fuentes, Ramírez, Pza. Carmelitas, Sto. Domingo de Guzmán, Pza. S. Pablo, Pza. León, Mayor, Ignacio Martínez de Azcoitia, Secretario Vázquez, Pza. Mayor, Bocaplaza, Mayor, Becerro de Bengoa, Pza. S. Lázaro, Burgos, D. Sancho, La Cestilla, Pza. Isabel la Católica, Compañía.

Actos
[11:45] Salida. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Calle.
[12:15] Encuentro. Plaza de San Pablo.
[13:00] Indulto. Plaza Mayor.
[14:20] Despedida. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Calle.

Marcos de Interés
[13:50] Plaza de San Lázaro.

Desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Calle, un rato antes de las doce de la mañana, sale el paso de la Cofradía organizadora, el Santísimo Cristo de la Misericordia. La Cofradía marcha junto con el indultado hacia la Plaza de San Pablo, donde se une con el resto de Cofradías hermanas de la ciudad que la acompañan con los distintos cristos crucificados. Posteriormente, y una vez reunidas, todas las Cofradías marchan hasta llegar a la Plaza Mayor donde tiene lugar el acto principal de la procesión: el momento del indulto. Es entonces cuando el consiliario de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia realiza un breve rezo y le pregunta al preso si se arrepiente de sus pecados. Como muestra de agradecimiento por su arrepentimiento y conversión, se le concede la libertad, y pasa a la delantera del paso, desde donde participa en la procesión hasta su finalización. Acabado el indulto, la procesión continúa hasta llegar finalmente a la Parroquia de Nuestra Señora de la Calle donde se realiza la despedida. Conforme van llegando los pasos de las distintas Cofradías, el silencio se interrumpe por algunas piezas musicales, otorgando al acto del acompañamiento y despedida la solemnidad y respeto que merecen.

ESENCIA

Los indultos son una práctica bastante común en varias de las Semanas Santas de toda España, y viene del relato evangélico en el cual Pilatos se acerca al pueblo y solicita la liberación de uno de los dos presos, Barrabás o Jesús. Los evangelistas nos cuentan que Pilato se lava las manos ante la decisión de inculpar a Jesús que, motivada por los sumos sacerdotes, es tomada por el pueblo. Sabemos que la PROCESIÓN DEL INDULTO ya se realizó en nuestra ciudad a mediados de siglo, coincidiendo con la fundación, pocos años antes, de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia. En el año 1946 partía, por primera vez, la entonces llamada Procesión del Perdón. Saliendo desde su sede, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Calle, se dirigió hasta el Hospital Provincial y la Prisión Provincial, donde finalizó. La acompañaron cuatro bandas de música, lo que da idea de su importancia: la Banda Municipal de Palencia; la Banda de Cornetas y Tambores de la Fábrica Nacional de Armas; Banda de la Academia de Intendencia de Ávila y Banda de Clarines de Caballería, de Burgos. Siguiendo el modelo de otras localidades, los hermanos decidieron realizar un escrito al Excelentísimo Señor Ministro de Justicia, solicitando la liberación de un preso durante la realización de la procesión. Lamentablemente la petición fue entonces desestimada. El desfile fue suspendido en los años 1947 y 1948, celebrándose nuevamente en 1949. En esta nueva ocasión sí que hubo un indulto por parte del Ministerio de Justicia. Las crónicas nos cuentan que en ese año se liberaron dos reclusas gracias al indulto otorgado por el Fiscal Superior de Tasas. Al día siguiente de la procesión, ambas reclusas gozaron de su libertad tras la disposición realizada por el Juez de Instrucción. Lamentablemente, en 1950 se realizó por última vez esta procesión, dando más importancia a la otra procesión organizada por la Cofradía en la tarde del Miércoles Santo, la Procesión del Vía Crucis. Desde el año 2011, se ha querido recuperar esta procesión para la mañana del Jueves Santo. Aunque a mediados del siglo pasado sólo procesionaba el paso titular de la Cofradía, el Santísimo Cristo de la Misericordia, actualmente también se invita al Cristo del Otero de San Pablo, de la Cofradía de la Vera Cruz, y al Cristo Crucificado de Alejo de Vahía, de la Cofradía de Jesús Crucificado y Nuestra Madre Dolorosa.

Procesión que rememora el indulto al preso y malhechor Barrabás que, liberado este por el procurador romano Pilatos, lavándose las manos, dejó que el pueblo judío condenara al Nazareno. En esta ocasión la Hermandad del Stmo. Cristo de la Misericordia, da cuenta del pasaje bíblico, liberando a un preso que previamente ha indultado el gobierno.

Imaginería

Cristo de Medinaceli

Nuestro Padre Jesús Crucificado

Jesús Crucificado de San Pablo

Santísismo Cristo de la Misericordia

Nuestra Madre Dolorosa