Cofradía de la Soledad

Sábado Santo | 20:00 h.

La Soledad de la Virgen

Recorrido
Pza. S. Francisco, Ignacio Martínez de Azcoitia, Mayor, D. Sancho, Burgos, Pza. S. Lázaro, Becerro de Bengoa, Mayor, Ignacio Martínez de Azcoitia, Pza. S. Francisco.

Actos
[20:00] Salida. Capilla de Nuestra Señora de la Soledad.
[22:30] Despedida. Capilla de Nuestra Señora de la Soledad.

Marcos de Interés
[20:15] Calle Ignacio Martínez de Azcoitia.
[21:00] Calle Burgos.

La procesión comienza en el atrio de San Francisco. Allí, la imagen de Nuestra Señora de la Soledad espera paciente la llegada del resto de cofradías hermanas. El silencio sólo es roto por las distintas bandas de música de las Cofradías que acompañan con sus melodías en el dolor y en la soledad a la Madre de Nuestro Señor. Una vez que las distintas Cofradías, acompañando a sus imágenes, se ubican ya en la Plaza Mayor, da comienzo la procesión. La Soledad, con negro luto, sale de su ermita y procesiona por las calles de Palencia. La oscuridad de la noche lo envuelve todo. Los hermanos cofrades hacen un sentido homenaje a la madre de Jesús, pero también a todas esas madres que, con sudor y lágrimas, luchan día a día por sus hijos. Son muchas las mujeres que, presentes en la procesión, optan por vestir con mantilla. El color negro predomina en sus trajes, acompañando en su soledad a la Madre. Al término de la procesión, todas las cofradías con sus respectivas imágenes se reúnen en la Plaza de San Francisco, y tras una breve alocución y oración por parte del Capellán, se canta la Salve a la Santísima Virgen. Es un momento de unión íntima con la Madre. Finalmente, la imagen de la Soledad entra en la Ermita nuevamente, mientras suena la Marcha Real. Los símbolos y estandartes de las cofradías se despiden y retornan a sus sedes, esperando ansiosamente el momento más importante de la Semana Santa, y que tendrá lugar dentro de muy pocas horas.

ESENCIA

En la tarde del Sábado Santo tiene lugar una de las procesiones más singulares de las que forman parte de la Semana Santa de Palencia, la PROCESIÓN DE LA SOLEDAD DE LA VIRGEN, organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad. La procesión surge en 1997, cuando la cofradía se plantea recuperar una antigua procesión, que ya realizó en su día, y en la que las mujeres palentinas acompañaban a Nuestra Señora de la Soledad, y así rendir un homenaje a la figura de la Virgen dentro de la Semana Santa, en este Sábado Santo en el que la Iglesia se dedica a contemplar a su figura. En su recuperación, no obstante, se decidió que no sólo procesionara la imagen titular de la Cofradía, sino que desde un principio también se ha invitado a participar a todas aquellas vírgenes que procesionan con las distintas cofradías penitenciales de Palencia. La procesión es única en toda el territorio nacional, puesto que si ya es raro que haya procesiones en la jornada del Sábado Santo, puesto que sólo se permitió a partir de la reforma litúrgica emanada del Concilio Vaticano II, aún lo es más que en una única procesión participen el conjunto de advocaciones marianas del resto de cofradías participantes. Esta originalidad ha propiciado que cada año asista más público a contemplar esta procesión única.

Se trata de la renovación de una procesión que se realizaba en la misma fecha, hace muchos años bajo la denominación “Las mujeres palentinas con Ntra. Sra. de la Soledad”. Se invita a desfilar a todas las Cofradías que porten exclusivamente imágenes de la Virgen. Curiosidades: Todas las Cofradías e Imágenes portadas forman en la Plaza Mayor a la espera de la salida de Nuestra Madre de la Ermita para dar comienzo al recorrido procesional por las calles de Palencia en señal de luto y duelo. Fue la primera procesión en realizar este tipo de concentración. Al final de la procesión todas las Imágenes y cofrades que desfilan en la procesión se reúnen en la plaza de San Francisco alrededor de Nuestra Madre y tras una breve alocución y oración por parte del Capellán, se canta la Salve a la Stma. Virgen. Al término entra la carroza de la Soledad en la Ermita al son de la Marcha Real y los símbolos y estandartes se despiden camino a sus Cofradías.

Imaginería

Nuestra Madre la Virgen de la Amargura

Nuestra Señora de la Vera-Cruz

Nuestra Madre Dolorosa

Virgen Dolorosa o de los Siete Cuchillos

Nuestra Señora de la Soledad